¿Cada cuánto se debe bañar un perro?

¿Cada cuánto se debe bañar un perro?

La llegada de una mascota a casa es sinónimo de alegría, de novedad y de muchas cosas por aprender juntos. Pero también, representa un compromiso por mantener su bienestar, su salud y su seguridad de por vida, incluyendo sus necesidades de alimentación e higiene. En este sentido, una duda frecuente a la que se enfrentan los nuevos dueños es la de cada cuánto tiempo se debe bañar a la mascota. 


La respuesta depende de muchas cosas, y puede variar de acuerdo con la raza, longitud del pelaje y estilo de vida de las mascotas y sus dueños.


El tipo de pelaje del perro es un factor importante para determinar cada qué tanto tiempo necesita bañarse. Pero, no es tan simple como deducir que mientras más corto sea el pelo, menos frecuentes deben ser los baños; por ejemplo, las razas sin pelo, como el Crestado Chino y el Xoloitzcuintle en realidad requieren muchos cuidados, además de un baño semanal. 


Para los perros con pelaje mediano y grande podría ser necesario un baño cada 4 a 6 semanas, siempre que el pelaje se mantenga en buenas condiciones entre cada baño. 


Bañarse en exceso podría quitar demasiada grasa de la piel e interrumpir el proceso de regulación térmica que les proporciona su pelaje. Además, si el perro sufre de ciertas condiciones de salud, el veterinario o el peluquero canino pueden sugerirte champús y productos dermatológicos que lo ayuden a sentirse bien. Igualmente, cuando tu mejor amigo está completamente sano la rutina de aseo es esencial para mantenerlo así.  


La salud del propietario también es importante. Los dueños que sufren de alergias pueden manifestar reacciones a la caspa o caída excesiva de cabello de sus mascotas; ambas cosas pueden regularse con una rutina de baño y el uso de productos dermatológicos. 


Respecto al estilo de vida, las razas con pelaje corto generalmente son las preferidas por los humanos que se mantienen activos, mientras que los perros de mayor tamaño y de mayor pelaje suelen ser más estables y permanecer en casa. 


Así, el pelaje corto de los primeros favorece que pase mayor tiempo entre un baño y otro, pues requieren cuidados menos complejos, mientras que para los segundos, es importante realizar un mantenimiento cuidadoso, incluso frotarlos con un paño húmedo varias veces a la semana para eliminar la suciedad acumulada en su pelo y piel durante sus paseos en el parque, antes del próximo baño. 


Por supuesto, existen excepciones, pues independientemente de su tamaño, algunos perros son en general más juguetones, interactúan con otros animales e incluso ofrecen asistencia a los humanos, sin importar su tamaño o raza, lo cual los expone a una mayor actividad, por lo que podrían requerir sesiones de baño con mayor frecuencia. 


En estos casos, el parámetro ideal para saber cuándo debes darle un baño puede ser el momento en el que ya no lo puedas abrazar. 

En HappyPal encontrarás la mejor dieta para tu perro, encuéntrala aquí


Te podría gustar Ver todo