Enfermedades de invierno

Enfermedades de invierno

Los inviernos pueden ser realmente difíciles para la salud de los perros, especialmente para cachorros y mascotas de edad avanzada. Por eso, los meses más fríos del año generan una gran preocupación para los amos. Afortunadamente, la mayoría de las enfermedades que afectan a los caninos pueden prevenirse con algunos cuidados especiales. 


¿Sabes cuáles son las afecciones más comunes de los perros durante la temporada? Toma nota y pon en marcha tus precauciones:  


  • Congelación: Cuando el perro permanece en un ambiente muy frío durante mucho tiempo, puede sufrir congelación y morir. Esto ocurre cuando toda la sangre del cuerpo es atraída hacia el centro, haciendo que las patas, las orejas o la nariz se congelen literalmente. Los cristales de hielo comienzan a formarse en sus tejidos, y lo más peligroso es que durante los primeros días es probable que no puedas notar los cambios. Pero, cuando los notes, puedes calentarlos aplicando agua tibia en las áreas afectadas, para ayudar a que los cristales de hielo se derritan y la circulación sanguínea pueda fluir de nuevo. Asegúrate de no masajear las áreas congeladas, pues esto le puede provocar dolor.

  • Hipotermia: Especialmente si el perro es vulnerable del corazón o vive con diabetes, la exposición a un ambiente frío durante un período prolongado puede provocarle hipotermia. Las mascotas que padecen esta enfermedad no son capaces de mantener su temperatura corporal por falla orgánica. Los síntomas de la muerte por hipotermia son letargo, debilidad e inquietud.

  • Neumonía y gripe: Estar bajo la lluvia, bajo la nieve o en ambientes húmedos son factores de riesgo para que un perro sufra de neumonía y gripe. La tos seca o húmeda y los estornudos forman parte de los síntomas comunes de este padecimiento, pero en casos severos pueden presentarse fiebre, tos con sangre y problemas respiratorios. 

  • Resfriado simple: Similar al de los seres humanos, los síntomas del resfriado en los perros son ojos llorosos, secreción nasal, tos leve y estornudos ocasionales. La enfermedad se puede tratar con apapachos, descanso, una manta caliente y mucha agua. 

  • Tos de las perreras: La tos infecciosa canina o de las perreras es una enfermedad de la tráquea o bronquitis que los perros contraen con mayor frecuencia durante los inviernos. La secreción ocular y la tos seca con graznido son señales de esta enfermedad, que requiere la atención de un veterinario. 

  • Moquillo: Por tratarse de una enfermedad viral, los perros que se infectan lo hacen a través de la exposición en el aire o al estar cerca de un perro infectado que tose o estornuda. Aunque todos los perros pueden contraerlo, los cachorros menores de cuatro meses y los perros que no han sido vacunados contra el moquillo canino tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad. Puedes reconocer un cuadro de moquillo cuando el perro presenta fiebre, secreción nasal, tos, letargo, reducción del apetito y vómitos. Si el virus no se trata adecuadamente bajo la supervisión del veterinario, puede atacar el sistema nervioso y hacerle desarrollar convulsiones, espasmos musculares, patrones de movimiento e incluso parálisis total o parcial. 

En HappyPal encontrarás los mejores suplementos para perros


Te podría gustar Ver todo