Juguetes para tu perro hechos en casa

Juguetes para tu perro hechos en casa

Los perros tienen tanta energía que pueden jugar con casi todo lo que se les atraviese en el camino: desde pelotas, huesos y sonajas hasta tus zapatos favoritos. La búsqueda, la aventura y el juego forman parte de su naturaleza, por lo que no importa si todos los días se encuentran frente a las mismas situaciones; ellos pueden reinventarlas para satisfacer su necesidad de juego.


¿Has notado que cuando estás fuera de casa, tu mascota prefiere morder y lamer más tus zapatos que cuando estás presente?, y ¿alguna vez has encontrado algo a medio romper o totalmente roto que tu perro modificó mientras no estabas? Este comportamiento no significa que tu mascota busca hacer daño o hacerte enojar, lo único que busca es jugar y divertirse.


Sus travesuras son una señal de que desea tener más contacto contigo, y quizá el aroma que dejas en cada cosa que utilizas lo hace sentir más cerca de ti. Algunos juguetes pueden ser útiles para reducir la ansiedad de los perros cuando se encuentran solos en casa, pero… ¿has notado que algunas veces estos juguetes no impiden que tu mascota destruya los objetos que se encuentran en casa? ¡Ayúdale a divertirse mientras no estás! Olvídate de los zapatos, cojines y demás objetos rotos armando estos juguetes que lo harán sentir cerca de ti en todo momento: 


  • Utiliza tubos de cartón: Conseguir tubos de cartón es una tarea sencilla, puedes encontrarlos al terminar un rollo de servilletas para cocina o bien, si los prefieres más chicos, un tubo de rollo de papel higiénico.Para realizar este práctico juguete solo será necesario tomar el rollo de cartón del tamaño que prefieras y hacer un par de agujeros con un pequeño alfiler o aguja. Asegúrate de que sean de un tamaño pequeño pero que tu mascota pueda oler a través de ellos. Lo siguiente será llenarlo con bocadillos apetecibles para tu mascota. Después, el truco consistirá en doblar cada extremo para que el alimento o premio que colocaste en la parte de adentro no se desborde, pero que el perro aún sea capaz de olfatearlo y así pueda sentirse interesado por conseguir el relleno. Esta actividad lo mantendrá ocupado por mucho tiempo y su recompensa será deliciosa.

  • Recicla hojas viejas: Es común tener en casa un bonche de papeles viejos, hojas recicladas, revistas sin leer o maltratadas. ¡No las tires a la basura! Estos papeles viejos, aunque parecen inservibles, pueden ser el nuevo juguete de tu mascota. Solo necesitas reunir bastante material de papel reciclado, además de hilo o cuerda. Lo siguiente que tendrás que hacer será ir formando una bola con cada hoja de papel, e irlas agrupando en forma de bola una encima de la otra hasta lograr con cada vez una bola más grande. Antes de colocar el hilo, puedes pasarlo por su bocadillo o alimento favorito para que tenga ese sabor delicioso que le gusta y además sea atractivo para él al momento de olfatearlo. Posteriormente, envuelve tu bola de papel con el hilo o cuerda previamente empapado en alimento para darle más fuerza al juguete y complejidad a la hora de jugar con él. Para tu perro será atractivo morder su nuevo juguete, por lo que una cuerda con un poco de grosor puede resultar más práctico según sea el tamaño de la mordida de tu mascota.
  • Cuerda infinita: Para este juguete solo serán necesarias unas cuantas camisetas viejas que ya no necesites. Para hacer una cuerda aún más larga, puedes cortar tus camisetas en tiras y así multiplicar la cantidad. Lo siguiente que deberás hacer será atarlas unas a otras formando una especie de cuerda resistente. Si lo que deseas es hacer una cuerda aún más fuerte, puedes intentar trenzar las tiras cortadas. Si prefieres, puedes añadir un juguete viejo en los extremos de la cuerda, como una pelota de tenis o algo que a tu perro le guste morder, para darle más entretenimiento.

  • Juguete de pelota: Las pelotas de tenis son tus mejores aliados cuando tienes un perro en casa. Es un juguete simple, pero les encanta. Para hacerlo más entretenido, puedes hacer un orificio en alguno de los lados e introducir alguno de sus alimentos favoritos. No olvides colocar un pedazo de cartón o algún objeto que funcione como tapa y que evite que el contenido que colocaste dentro de la pelota se salga. Aunque este juguete pueda parecer aburrido o muy usado, el aroma del snack mantendrá ocupado a tu perro por varias horas, e incluso puede convertirse en su juguete preferido.

  • En HappyPal encontrarás los mejores suplementos para perros

    Te podría gustar Ver todo