Parásitos externos que puede tener tu perro

Parásitos externos que puede tener tu perro

La desparasitación es un tema de suma importancia para el buen cuidado de la salud y del bienestar, no sólo de tu perro; en este caso, también de las personas que viven en el mismo hogar. Para evitar problemas al respecto, se recomienda desparasitar a tu mascota varias veces al año, esta es la mejor forma de protegerla de enfermedades graves.  

 

Los parásitos que provocan enfermedades en los animales han evolucionado al punto en el que muchos de estos pueden viajar por grandes distancias hasta llegar a tu mascota. Su vía puede ser a través de otros animales o perros, en la ropa o calzado, e incluso en las llantas de tu auto después de hacer un viaje.  

 

Además, cada vez son más las personas que viajan acompañadas de sus perros, lo cual aumenta su exposición a más parásitos de los que podría enfrentar si el canino se queda en casa. Ante cualquier comportamiento atípico de tu mascota debes llevarlo inmediatamente al veterinario quien, en busca de parásitos, aplicará el método RESP para la detección de riesgo de infección por parásitos:

 

R de Residencia: ¿Tu mascota vive en la ciudad o en el campo?

E de Estilo de vida: ¿Tu mascota sale de casa o viaja contigo regularmente?

S de Social: ¿Tu mascota convive con otros animales, personas inmunodeprimidas o niños?

P de Personal: ¿Cuál es la edad de tu mascota? ¿Cuál es su estado reproductivo?

 

Cuando acudas con el profesional de la salud animal, prepara las respuestas detalladas para estas preguntas, así ayudarás al veterinario a detectar si se trata de un caso de infección por parásitos o de algún otro padecimiento. 

 

Los parásitos son un tema delicado que debes tomar con seriedad, y seguir el tratamiento indicado por el médico para evitar complicaciones en la salud de tu perro. Lo mejor que puedes hacer para disminuir el riesgo de que tu mascota adquiera una infección por parásitos es conocer cómo éstos amenazan su salud.

 

  • Las pulgas son ectoparásitos extendidos por todo el mundo, muy difíciles de erradicar y están activas todo el año, probablemente son el parásito más común. Puedes identificarlas con una inspección al tacto con la piel de tu mascota.

 

  • Las garrapatas se alimentan de la sangre de tu perro. Hibernan durante el invierno y salen en busca de un portador durante el verano. Existen muchos productos de higiene que pueden ayudarte a deshacerte de ellas pero debes ser muy cuidadoso con el tratamiento pues se aferran a tu mascota con su mordida. No intentes arrancarlas con pinzas y mucho menos con tus manos, las garrapatas son portadoras de virus y bacterias que afectan tanto a los animales como a los seres humanos, por lo que estas acciones podrían ponerte en peligro. 

 

  • Los ácaros son los responsables de las reacciones alérgicas de tu mascota, pueden generar muchas molestias y algunas enfermedades. Se encuentran en lugares con polvo con poca iluminación y ventilación. 

 

Los parásitos pueden llegar en cualquier momento y con relativa facilidad a tu mascota. Ante su amenaza, realiza revisiones físicas semanalmente para asegurarte que todo está bien, y recuerda siempre utilizar guantes y cubrebocas.

 

Encuentra el mejor alimento para tu perro aquí


Te podría gustar Ver todo