¿Por qué aúlla mi perro?

¿Por qué aúlla mi perro?

¿Quién no ha escuchado aullar a uno o varios perros en algún momento? Seguramente, cuando te ocurrió su sonido llegó a inquietarte, a ponerte la piel de gallina y a hacerte pensar en el por qué de ese comportamiento. 


Aunque es difícil de entender para los humanos, el aullido es la forma en la que el perro se comunica, además de ladrar y llorar. Así que, más allá de leyendas, mitos y creencias, las razones por las que tu perro aúlla pueden ser varias, y no necesariamente preocupantes: 


  • Quiere llamar tu atención 
  • Quiere alertarte sobre la presencia de peligro 
  • Está haciendo contacto y reconociendo a otros perros cercanos
  • Está respondiendo a la exposición a sonidos agudos 

Aunque suelen ser las menos, también hay otras razones que motivan el aullido, y de las cuales sí deberías preocuparte y ocuparte: 


  • Ansiedad por separación: Ocurre cuando el perro se queda solo en casa o se separa de su amo durante un período prolongado. Cuando esta es la causa del aullido suele combinarse con otros comportamientos, como rascarse excesivamente o cavar. 
  • Problemas de salud: Un aullido también puede ser la forma en la que el perro trata de comunicarte un malestar físico. Si lo escuchas aullar con frecuencia, e incluso llorar, revisa que no tenga lesiones visibles, y descarta problemas orgánicos con una visita al veterinario. 

El aullido es una reacción primaria de los perros, así que a pesar de las molestias o desconciertos que puede ocasionar en los seres humanos, estas manifestaciones no son otra cosa más que un perro siendo eso: un perro irritado por el sonido de las sirenas de una patrulla o ambulancia, que busca un poco más de afecto y atención o que quiere jugar con otros caninos a su alrededor. 


De hecho, al igual que ocurre con los ladridos empleados para expresar múltiples necesidades, como el ladrido de felicidad al verte o el ladrido que te alerta de la presencia de un extraño en casa, los aullidos que tienen diferentes intenciones suelen sonar distintos entre sí, caracterizándose siempre por ser un fuerte sonido sostenido, más bien parecido a un grito, al sonido de un lobo.


¿Qué hacer para disminuir sus aullidos sanamente?


  • Aprende a identificar su tipo de aullido: Si tu perro aúlla cuando escucha un sonido agudo, como las sirenas de emergencias, trata de contenerlo y de mantenerlo lejos de estos ruidos.

  • Contracondicionamiento: Si el aullido se basa en cómo se siente tu perro con respecto a una situación particular, trabaja en cambiar su motivación y sus sentimientos. Ten presente que esto no es fácil de hacer, pero se puede lograr mediante la constancia y la perseverancia. El objetivo es hacer que tu perro cambie de opinión o de sentimientos sobre un factor desencadenante determinado. 

  • Dale más atención: Si tu perro aúlla, gime o ladra para llamar tu atención, es posible que ya haya notado que al hacerlo logra atraerte. Puede parecer lindo al principio, pero cuando el comportamiento persiste, debes entrenarlo para redirigir sus intenciones. Puedes generar rutinas de juegos, de paseos, e incluso de horarios de alimentación que tu mascota pueda esperar en calma, con la seguridad de que acudirás a atenderlo de la manera acostumbrada. Si esto no es suficiente, y teniendo en cuenta que los aullidos persistentes pueden ser molestos para tu familia y vecinos, trata de ignorar el aullido de búsqueda de atención del perro y háganlo sentir invisible. Esta técnica le dice a tu perro que sus aullidos no funcionan. Otra táctica de entrenamiento es recompensar su comportamiento tranquilo. Cuando se comporte bien y no responda a los sonidos externos o a los desencadenantes, dale una golosina o un juguete que disfrute de manera especial.

Encuentra el mejor alimento para tu perro aquí


Te podría gustar Ver todo