¿Qué es el pedigree?

¿Qué es el pedigree?

Aunque es más una palabra popular que un requisito para mantener el bienestar y la salud de un perro, el pedigree tiene una gran importancia para quienes se involucran en la cría y exposiciones caninas. 


El pedigree no es otra cosa más que un resumen de la historia genética del perro. Puede entenderse de forma similar al árbol genealógico de las familias humanas, ya que el pedigree entrega información sobre quiénes fueron el padre y la madre del can en cuestión, de los padres de ellos, y así sucesivamente. En México, la Federación Canófila Mexicana es la institución encargada de registrar y certificar el pedigree de una familia canina.


Con frecuencia, los amantes de los animales domesticados cometen el error de confundir al pedigree con una certificación de calidad, cuando no es así; contar con él permite, como dijimos antes, únicamente saber quiénes fueron los antepasados de la mascota, pero no indica si el perro está sano, si sus padres gozaron de buena salud e incluso si tienen o tenían un buen temperamento. 


También, es importante saber que no todos los perros pueden tener pedigree. Solo los cachorros de entre un mes y medio y nueve meses de edad, descendientes de una camada en la que los dos padres tienen pedigree, pueden acceder a él. Si estos primeros requisitos se cumplen, antes de acudir al registro del perro debes reunir algunos documentos: 


  • Certificado de Cruza debidamente llenado y firmado por ambos propietarios de los padres del cachorro a registrar. (Este formato se encuentra disponible para su descarga en la página oficial de la Federación Canófila Mexicana)
  • Copia de los pedigríes internacionales de ambos padres del cachorro a registrar.
  • Que el cachorro sea mayor de 1 mes y medio y menor de 9 meses de edad.
  • Que los propietarios de ambos padres del perro estén vigentes en sus cuotas de socio.

 

Cuando se reúnen todos los requisitos, debes acudir con el perro a las oficinas de la Federación Canófila Mexicana, ubicada en Zapotecas No. 29, Col. Tlalcoligia, en la Ciudad de México. Ahí, un médico veterinario inspector tatuará en la ingle derecha del cachorro el número de su registro y le aplicará un microchip, el cual deberá comprobar que fue puesto adecuadamente a través del escáner o lector, en donde aparecerá una serie de números antecedido con las siglas FCM, que corresponden a Federación Canófila Mexicana.


Los costos y el tiempo de entrega del registro son variables. Una vez que el criador o propietario de la mamá del cachorro recibe el registro, debe entregarlo a sus nuevos propietarios, previamente firmado en la parte del reverso, con la finalidad que el nuevo dueño del cachorro pueda hacer el trámite de transferencia y así quede a su nombre el documento.


  • El cálculo del costo del registro se debe realizar tomando en cuenta los precios de.
  • Tatuaje (de acuerdo a la edad)
  • Microchip
  • Registro (de acuerdo a la edad)
  • Envío de documentos (aplica para trámites en provincia con algún médico Veterinario Inspector)
  • Para hacer este trámite, se debe ser socio de la Federación Canófila Mexicana con cuota vigente.

En HappyPal encontrarás la mejor dieta para tu perro, encuéntrala aquí



Te podría gustar Ver todo