¿Qué son los perros de apoyo emocional?

¿Qué son los perros de apoyo emocional?

¿Quién no ama su pelaje suavecito, jugar a lanzar y atrapar su juguete favorito, tomar sus patitas con las manos, su compañía leal y la emoción de verlo recibirte al llegar a casa? Tener un perro es una experiencia agradable de principio a fin; incluso cuando las cosas se ponen un poco complicadas, siempre tienen una lección para enseñarte. 


Pero, para algunas personas diagnosticadas con condiciones mentales o emocionales, la presencia de un perro es fundamental para desenvolverse  de forma convencional diariamente en su escuela, trabajo, e incluso para convivir con sus amigos y familiares.


Todos los perros desarrollan una conexión especial con sus amos, pero, cuando además de eso les brindan apoyo emocional durante momentos vulnerables y los ayudan a superar obstáculos de su entorno que podrían ponerlos en peligro, además de brindar su afecto y compañía cuando se presentan episodios de crisis que podrían comprometer su calidad de vida, se les puede denominar como perros de apoyo emocional. 


Pero, no es tan sencillo; además de eso deben recibir un certificado emitido por un profesional de la salud mental, autorizado para tratar la condición que padece el amo del perro. Un terapeuta, psicólogo o psiquiatra debe establecer que la presencia del animal es necesaria para preservar la salud mental del paciente, por ejemplo, para aliviar la ansiedad de una persona o darle un enfoque en la vida. 


Los perros de apoyo emocional pueden ser de cualquier edad y de cualquier raza. Brindan apoyo a través del compañerismo y pueden ayudar a aliviar la ansiedad, la depresión y algunas fobias. Su labor no debe confundirse con la de los perros de servicio, pues se trata de dos cosas distintas. 


Los perros de servicio, también conocidos como perros guía, generalmente son admitidos en cualquier lugar de acceso público, mientras que los perros de apoyo emocional no pueden acceder a espacios como centros comerciales o restaurantes. Aunque la diferencia clave entre un perro de servicio y un perro de apoyo emocional es si el animal ha sido entrenado para realizar una tarea o trabajo específico directamente relacionado con la discapacidad o condición de la persona. 


Por ejemplo, los perros de servicio están entrenados para alertar a una persona con discapacidad auditiva sobre una alarma o guiar a alguien con discapacidad visual alrededor de un obstáculo. Comportamientos como acurrucarse en el momento justo en que ocurre una crisis, aunque son reconfortantes, no son determinantes para clasificarlos como perros de apoyo emocional. 


Sus tareas deben ser entrenadas específicamente para mitigar una discapacidad particular, y no sólo por hacer algo instintivo que el perro haría de todos modos. Sin lugar a dudas, los perros de apoyo emocional desempeñan un papel importante para quienes viven con condiciones mentales o emocionales, y su labor, relevancia y aportaciones merecen el reconocimiento tanto de quienes reciben su apoyo como de quienes les rodean.

En HappyPal encontrarás la mejor dieta para tu perro, encuéntrala aquí


Te podría gustar Ver todo